Director General

Rafael López

«Me gustan los perros y los autos, pero si hay algo que me define es la lectura, leo de todo, así, al menos, lo atestiguan los numerosos libros que tengo en mi biblioteca. En ella, en todo caso, hay una sección especial a la cual le tengo mucho cariño dedicado al arte culinario… ¡Me encanta la buena mesa!»

«Junto con declararme paellero, con los años, he educado mi paladar y puedo diferenciar sabores, intensidades y también aromas. ¡Un placer!

Aunque soy feliz con la carrera que elegí, me hubiera gustado ser aviador, pero la vida me premió con un hijo piloto de la FACH. Me declaro amante de mis cinco hijos y de mis cinco nietos, pero también de mi esposa Soledad, yernos, nueras, pololas y pololos. ¡La familia es primero!

Giro es un hijo más, al cual le dedico mis mejores esfuerzos, pues creo en el equipo y creo en sus potencialidades».